Gestión Sostenible

El patrimonio natural no es un bien infinito, si no que necesita ser permanentemente atendido y cuidado.

Se entiende por gestión sostenible de los bosques la administración y el uso de los bosques y otros terrenos arbolados de una forma y a un ritmo que permitan mantener la diversidad biológica, productividad, capacidad de regeneración, vitalidad y potencial para desempeñar, ahora y en el futuro,  las funciones ecológica, económica y social pertinentes, a los niveles local, nacional y mundial, sin causar daños a otros ecosistemas.


El riesgo de un desarrollo insostenible es la desaparición, en un plazo más o menos largo pero de forma ineluctable, no sólo de los recursos no renovables como el petróleo y los minerales, sino también de aquéllos que siempre hemos considerado inagotables, pero cuyo ciclo de regeneración es más lento que su consumo, como sucede con los árboles.