Productos para el mantenimiento

Los productos para el mantenimiento de maderas tratadas o tropicales son necesarios y eficaces para la conservación de todas las aplicaciones en madera.
Existe una amplia variedad de productos que responden a necesidades diferentes.

Es decir, que todos los productos no se pueden aplicar en cualquier superficie.

Los factores que se tendrán en cuenta en la elección de un producto son:

  • Acabado
  • Exposición
  • Tipos de madera

Productos protectores para la madera:

Pinturas

  • Son productos fáciles de aplicar, se realizará el cubrimiento de la superficie de la madera mediante brocha o rodillo.
  • Las pinturas semi-opacas ofrecen mejor protección. Son productos acabados cargados de pigmentos que evitan el efecto lupa.
  • Las pinturas claras impiden el efecto calentamiento. El color oscuro atrae la luz solar y el calor.
  • Actualmente la ley sobre biocidas prohíbe la utilización de pinturas con disolvente, de forma que sólo están reguladas las pinturas al agua.
  • Existen pinturas que no necesitan preparación previa de la superficie (lijado) antes de aplicarlas.

Regeneradores

  • Se utilizan para devolver a la madera su color original. Elimina el gris y devuelve a la madera envejecida su tono original.
  • En madera más nueva la utilización de regeneradores sirve para preparar la previamente a una aplicación de pintura o barniz.
  • Se utiliza también en maderas decoloradas por la exposición a los rayos UV.
  • Aclaran todo tipo de madera ennegrecida sin decolorarla.

Aceites

Las  maderas tropicales tienen un aspecto distinto  y aunque no precisan de tratamiento para exposiciones en exterior, los agentes ambientales como el sol y el agua originan grietas, decoloración y, en algunos casos, deformaciones.

Estos inconvenientes se evitan aplicando aceites:

  • Aplicables sólo en maderas tropicales.
  • Guardan el color natural de la madera tropical.
  • Estos aceites provienen de los aceites naturales de los propios árboles tropicales.
  • Actúan tapando los poros, evitando el envejecimiento prematuro.
  • Se aplican mediante brocha o rodillo hasta la saturación de la madera, es decir, hasta que la madera no acepta más producto.
  • No se utilizan para maderas de coníferas. La resina es incompatible con la grasa del aceite.
  • Requieren aplicaciones frecuentes.