Piscinas

Las piscinas con estructura de madera tratada ofertan diversas ventajas tanto constructivas como estéticas ó funcionales. La demostrada resistencia de la madera permite de forma segura la contención de un volumen elevado de agua. Las piscinas de madera tratada son especialmente indicadas para particulares, ofreciendo la posibilidad de disfrutar de piscinas de hasta 13m.de largo. 

Las dos ventajas principales de las piscinas con estructura de madera tratada:

  • Facilidad de colocación: no se necesita  personal experto para disponer de una piscina a su gusto. Gracias a un kit de montaje y un fácil manual, la construcción de una piscina será realizable por cualquiera
  • Rapidez en la construcción: dependiendo de la habilidad de cada persona, en una semana o hasta menos se puede disfrutar de una piscina confortable y del estilo deseado. 

Criterios a tener en cuenta en la elección de una piscina de madera tratada:

  • El coste es semejante o inferior al de otras piscinas. Se tendrá en cuenta  el montaje de la piscina de madera no es un trabajo de especialista. Las labores de excavación y cimentación siendo limitadas reducirán los habituales costes de las piscinas de hormigón.
  • Estética diferente. La madera es un material cálido y natural de aspecto más agradable.
  • No requiere de más mantenimiento que cualquier piscina.
  • Dispone de las mismas herramientas y utensilios (bomba, purificador, etc.).
  • Es una estructura fija, no es necesario desmontar la estructura al final de cada estación.
  • Existe una amplia variedad de diseños. Se podrá escoger entre piscinas enterradas, semienterradas o sobre terreno. Además las formas pueden ser redondeadas o cuadriculadas.
  • Fácil montaje. Las estructuras de piscinas de madera tratada se forman por medio de tablones a medida unidos entre sí por simples varillas.
Detalle bordillo piscina
Esquema circuito de agua
Detalle constructivo
Esquema piscina redonda
Esquema piscina ovalada
Piscina empotrada
Piscina sobre suelo