Puentes y pasarelas

La utilización de puentes y pasarelas de madera surge por la necesidad de dar acceso peatonal a lugares en los que, bien la orografía del terreno lo impide o bien se quiere guiar al usuario, evitando el tránsito por determinados lugares.
La elección de un tipo u otro dependerá de diferentes criterios: estéticos, estructurales, económicos, estacionales, orográficos, etc.

Entre los distintos elementos constructivos, podemos encontrar:

Puentes y pasarelas curvas

Las pasarelas curvas, obligan a que las vigas principales sean de madera laminada, aunque también existe la posibilidad de forrar con madera tratada una estructura metálica. Suele ser una buena solución para salvar luces mayores de 15 metros. La curva soluciona el reparto de cargas.
Es preciso realizar un buen diseño de estas estructuras, principalmente en la unión de la pasarela con los estribos, ya que las vigas no suelen estar tratadas en clase de uso IV, y en la mayoría de las ocasiones así lo requiere.

Puente curvo
Puente curvo

Puentes y pasarelas rectas

Las pasarelas rectas son una buena solución para luces inferiores a 15 metros, y tienen la ventaja de poderse realizar en fábrica con una fácil instalación in situ cuando el terreno lo permite. Las vigas principales son de madera laminada (pueden ser de madera aserrada, pero limitadas a longitudes aproximadas de 8 ó 9 metros). También se repiten los requerimientos de diseño de las pasarelas curvas, prestando atención en el tratamiento de la madera en clase IV.

Puente recto
Puente recto

Puentes y pasarelas pilotadas

Son una buena opción en playas y lugares donde no se pueda utilizar hormigón, y el terreno lo admita. El hecho de poder instalar pilotes con poca separación (unos dos metros normalmente), hace que las secciones de las vigas disminuyan, abaratando el coste.
Se utilizan con diferentes fines: acceso a minusválidos en playas, evitar pisar determinadas zonas (ruinas, dunas, plantaciones, etc), salvar zonas de agua, zonas de barro, taludes, etc.

Pasarela pilotada
Pasarela pilotada

Pasarela enrrollable

Son una buena elección cuando por diferentes razones se busca alguna solución que se pueda quitar y poner, y a la vez no ocupen gran espacio apiladas en almacenes (Ej: playas - uso estacional).
Fácil instalación y bajo coste en portes (al ser enrollables se optimiza la carga en camiones).
Van colocadas sobre el terreno, sin necesidad de obra civil.

Tienen la limitación de carecer de rigidez.

Pasarela enrollable
Pasarela enrollable

Rígidas para el suelo

Tienen las mismas utilidades que las enrollables, y aumentan la rigidez. Muy utilizadas en playas. También permiten ser retiradas de su ubicación para apilarlas y volver a colocarlas cuando sea necesario sin necesidad de obra civil.

Pasarela rígida
Pasarela rígida

Rampas y escaleras

Una aplicación de las pasarelas son las rampas de acceso (muy utilizadas en playas), combinadas o no con escaleras. Son una alternativa muy interesante en accesos para minusválidos. Se construyen in situ, pudiéndose realizar con la pendiente que se requiera.

Rampa de acceso
Escalera