Proyectos y diseños

Cualquier obra con fines constructivas o medioambientales que incorpore madera tratada tendrá que obedecer las normas y reglas fruto del sentido común, de la experiencia y de las codificaciones técnicas disponibles. Estas aportaciones tienen esencia desde el momento del diseño o proyecto.

 

 

Protección por diseño

A la hora de proyectar en madera resulta esencial realizar un estudio detenido de la exposición que esta va a tener. Este estudio determinará los medios de tratamiento y niveles de protección a alcanzar para garantizar la durabilidad de la madera en esa exposición.

Complementariamente una buena protección por diseño no dejará de ser una mejora más en la protección contra riesgos de pudrición. Por ejemplo:

  • Cubrir las vigas longitudinales o trasversales con chapas de acero galvanizado.
  • Ubicar  los pasadores en el lado que no está expuesto a la intemperie.
  • Recubrir las ranuras para introducir las placas de unión y las perforaciones con listones o tarugos de madera tratada unidos con adhesivo.
  • Facilitar la evacuación de las aguas dando una adecuada pendiente longitudinal e inclinación lateral a los elementos constructivos.

Protección por diseño: claves para evitar errores

En la protección por diseño se busca evitar y corregir fallos como los que se observan en las imágenes adyacentes.

El mal diseño ha provocado que la canalera deseche el agua en el pie del pilar de madera. Este error llevará a un deterioro prematuro de la madera por estar en contacto constante con agua a pesar de haber sido pensada dicha estructura en situación de clase  de uso 3. Un problema agravante es que el agua esta cayendo donde menos debería, el pie de estructura que soporta más tensión.

El nuevo Código Técnico de la Edificación

La aportación del Nuevo Código Técnico de la Edificación y su particular  capítulo sobre la madera hacen posible realizar cualquier proyecto arquitectónico.

El Código Técnico de la Edificación, CTE, es el Marco Normativo que fija las exigencias básicas de calidad de los edificios y sus instalaciones, que permiten el cumplimiento de los requisitos básicos de la edificación establecidos en la Ley 38/1999 de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación, LOE con el fin de garantizar la seguridad de las personas, el bienestar de la sociedad y la protección del medio ambiente.

Esta ley, de la que nace el Código, es el pilar fundamental para el proceso de la edificación, ya que actualiza y completa la configuración legal de los agentes que intervienen en el proceso de la edificación, fija sus obligaciones y establece las responsabilidades y las garantías de protección a los usuarios.

El nuevo CTE, incorpora en su apartado "Seguridad Estructural Madera" las especificaciones técnicas que hacen posible la realización de cualquier proyecto arquitectónico con madera como material estructural. (www.codigotecnico.org)