Maderas para exterior

La mejor opción para estructuras de madera en exterior es el pino tratado, no obstante, existen otras opciones en el mercado. Son, por lo general, especies tropicales además de algunas especies más habituales en Europa.

Estas maderas resisten de forma variable a los ataques de hongos e insectos y ofertan soluciones constructivas reales. No obstante, la solución pino tratado es, en una valoración global, la óptima. Los elementos de selección que se tienen en cuenta son:

Precio
Las maderas tropicales  suelen ser reservadas, por sus precios elevados, a aplicaciones limitadas (ebanistería, parquets y algunas pocas aplicaciones especificas como traviesas de ferrocarril).

Logística
El origen de las maderas tropicales dificulta su abastecimiento tanto del punto de vista del transporte como del almacenamiento.


Sostenibilidad
Los bosques en zonas tropicales no están frecuentemente gestionados, pensando en su renovación, al contrario que los pinares ubicados en Europa y en particular en la península. Además, la distancia entre zonas de producción y zonas de consumo de las maderas tropicales induce una excesiva polución causado por el transporte de las mismas.

Manipulación y transformación
Las maderas naturalmente resistentes y duraderas en exterior lo son por su densidad y dureza. Estas características tienen una influencia negativa importante a la hora de transformar troncos en tablas y tablas en elementos de estructura. En efecto, siendo más densas son más pesadas y más difíciles de manipular. Y con más dureza dificultan los trabajos de carpintería (máquinas especiales, gasto mayor de recambios, etc.).

Disponibilidad
Teniendo en cuenta la geografía de producción de las especies alternativas al pino y la relativa escasez de estas maderas, estas maderas se reservan a aplicaciones puntuales fuera de la obra medio ambiental o de la edificación. Por otra parte no son maderas disponibles en todas las secciones ni formas, al contrario del pino que se encontrará en tablas (madera encolada o maciza) de todos los largo y secciones y en rollizos variados.

Adaptabilidad estética
Las maderas tropicales son esencialmente  maderas oscuras que no admiten pigmentos, barnices ni pinturas. Las frondosas europeas  también no suelen ser tan claras como el pino y en consecuencia dificultan la variabilidad de su aspecto visual. El pino admite todos los colores del arco-iris.

Compatibilidad con uniones metálicas
La dureza de estas maderas alternativas al pino no permite tan fácilmente el uso de conexiones metálicas tan utilizadas en la construcción.

 

Nota:

La madera de abeto maciza o bajo forma encolada no puede ser utilizada en clases de uso 4. NO ADMITE TRATAMIENTO EN AUTOCLAVE. No está protegida y sufrirá en plazo muy breve ataques de hongos e insecto tras su colocación.

Principales maderas sin tratamiento como alternativa al pino

Maderas de origen tropical:

  • Ipe
  • Iroko
  • Elondo
Ipe
Ipe
Iroko
Iroko
Elondo
Elondo

Maderas de origen europeo:

  • Acacia (Robinia): esencialmente como estacas.
  • Castaño: esencialmente como estacas 
Robinia Acacia
Robinia Acacia
Castaño
Castaño