Pino, la mejor opción

La madera tiene una durabilidad natural limitada por sus características físicas. Con el tratamiento adecuado se convierte en una materia prima extremadamente eficiente, duradera y estética.

En particular destaca el pino por su buena adaptación a la impregnación, la mecanización y el procesamiento. Es una madera de gran resistencia para utilización en estructuras y con cualidades excepcionales para otro tipo de aplicaciones y es muy abundante en la península Ibérica.

Además se puede disponer de piezas de pino certificadas y clasificadas para cualquier diseño o proyecto.