Tratamiento con creosota

La creosota es un agente químico utilizado como protector de la madera instalada en ámbitos de clase 4 y 5 desde principios de la era industrial. Actualmente, la creosota es el único agente protector viable para maderas de riesgo 5, es decir en contacto directo con aguas marinas.

Vía ferroviaría de traviesas de madera tratada
Vía ferroviaría de traviesas de madera tratada
Postes de tendido eléctrico y telefónico
Postes de tendido eléctrico y telefónico

Procedencia y utilización de la creosota

Este compuesto químico deriva del destilado de alquitranes procedentes de la combustión de carbones grasos (hulla).
La creosota es el agente químico utilizado en exclusiva para la fabricación de traviesas de ferrocarril y postes largos para tendidos eléctrico y telefónico desde hace más de 150 años.
La creosota se inyecta generalmente en la madera vía proceso de autoclave y sistema Rüping.

El uso de la creosota no está prohibido

Debido a la presencia de benzo (a) pirenos (hidrocarburos aromáticos policíclicos), la creosota está clasificada a nivel europeo con riesgo cancerígeno. Se ha prohibido su uso en el tratamiento de la madera (Directiva 2001/90/CE de la Comisión de 26 de Octubre de 2001) a excepción de usos industriales muy específicos. Las condiciones de uso de la creosota están complementadas en el BOE. nº 261 del 31/10/02.

Restricciones de uso

Con restricciones específicas, se han extendido las posibilidades de uso de madera tratada con creosota a fines profesionales en:

  • cercados agrícolas
  • maderas de puertos
  • vías navegables.

De la misma manera, el legislador prohíbe el uso de maderas creosotadas en:

  • interior en general.
  • terrenos de juegos y juguetes.
  • parques, jardines e instalaciones recreativas y de ocio al aire libre en los que exista el riesgo de contacto frecuente con la piel.
  • contenedores para cultivos.
  • envases que pueden estar en contacto con productos para el consumo humano o animal.

Nota:

La clase de uso 5 se refiere a aguas marinas (no se incluyen las aguas saladas no marinas), dado que la causa discriminante de clase es la acción deterioradora de los moluscos marinos.