Clases de uso y tratamiento

La madera tiene multitud de aplicaciones asociadas a exposiciones en interior o exterior, distintos grados de humedad, bajo cubierta o no, contacto o no con el suelo.

Por todas esas condiciones se diferencian 5 clases de uso agrupadas bajo la norma EN-335-1, 2 y 3. Dependiendo de la clase de uso se aplicará uno u otro tratamiento.

Para que el tratamiento cumpla con los objetivos de protección es preciso disponer tanto de las herramientas (planta de impregnación, productos, personal, etc.) como de la experiencia. Es la condición necesaria para garantizar calidad.

Ciertas entidades otorgan sellos de calidad y certificados que garantizan que los tratamientos se realizan según la normativa vigente y cumpliendo los requisitos mínimos de calidad.